lunes, 13 de marzo de 2017

Mundos propios

Robinson Crusoe y don Quijote son arquetipos, ambos, de personaje aislado, el que, por uno u otro motivo, se ve obligado a vivir en un mundo propio que dista mucho de la realidad de sus contemporáneos.

Robinson muestra el aislamiento físico como reclusión e incomunicación (en una isla desierta, y durante muchos años), que lo son por la fuerza de los acontecimientos, aunque hasta ellos lo hayan llevado su mala cabeza y la desobediencia a los sabios consejos de su padre. Don Quijote sufre un enclaustramiento psíquico, una forma de “locura” que le impulsa a fingirse en un mundo propio, ajeno al de sus contemporáneos y, por ende, en colisión continua con ellos, aunque él también haya sido presa de la desobediencia a los sabios consejos de sus amigos y parientes. Ambos aislamientos conllevan penitencias varias, y también son ejemplares para el lector, que sacará sus conclusiones y disfrutará de las historias.

Una lectura de ambas novelas seguidas, y, pese a lo que pudiera parecer, nos revela que se complementan muy bien, aunque se lleven más de un siglo. La primera novela de la historia, la que, al decir de los entendidos, inicia el género, se intitula El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, más conocida como El Quijote, y fue publicada en Madrid en 1605 (y su gran segunda parte, El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha, en 1615). La que se considera como la primera novela inglesa de la historia, La vida e increíbles aventuras de Robinson Crusoe, de York, marinero, quien vivió veintiocho años completamente solo en una isla deshabitada en las costas de América, cerca de la desembocadura del gran río Orinoco; habiendo sido arrastrado a la orilla tras un naufragio, en el cual todos los hombres murieron menos él. Con una explicación de cómo al final fue insólitamente liberado por piratas. Escrito por él mismo, es menos conocida por este larguísimo título que por el de Robinson Crusoe, y fue publicada en 1719.

Los mundos propios obligados pueden hacer historia, aunque sea de la Literatura. No está tan claro en el caso de los escogidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario